fbpx
Hola 🙂
Como ya te contaba el domingo, he sacado mi segundo libro.
Hoy me apetece comentarte un poco cual ha sido el proceso y como ha sido posible y espero de esta forma poder ayudarte a cumplir tus sueños. 
  • Lo primero que hice fue fijarme un “objetivo” ya que tenía claro que quería ser escritora y sacar más libros, pero no sabía por donde empezar. En este caso fue sencillo, ya que tan solo tuve que escuchar las señales en el momento adecuado y la información ya estaba ahí.
  • Lo siguiente que tuve que hacer, cuando ya sabía que iba a publicar un libro y de que se trataría, fue recopilar todos aquellos textos que tenía escritos en mil sitios diferentes. Y después de esto, necesité un tiempo de sanación. Se me movió el mundo al revivir cada letra. 
  • El siguiente paso no llegó hasta el momento en el que pude leer, recordar y sentir, sin sufrir.
Al principio desesperaba bastante, pero ahora que lo veo desde aquí puedo comprender que era una parte fundamental y necesaria.
Las heridas hay que sanarlas y esto conlleva un proceso. 
Cuando esto ocurrió fue cuando me volqué en aspectos más técnicos.
¿Cómo lo voy a editar? Necesito un corrector literario, un ilustrador, un maquetador. … ¿Quien hará el prólogo?
En este momento me agobié, pero entonces aún sin tener respuestas decidí fijar una fecha de publicación. Esto me permitiría tener un objetivo fijado y así por activa o pasiva debía esforzarme al máximo para alcanzarlo.  Acababa de adquirir un compromiso conmigo misma.
Y poco a poco fueron llegando las personas adecuadas y todo comenzó a fluir.
He de decir que el día 1 de diciembre era mi fecha de publicación y aún a día 25 de noviembre no tenía muy claro si podría cumplirla. 
Finalmente, fue posible. 
Aunque en más de una ocasión debí recurrir a la fe más absoluta.
Hay algo que debo de confesarte, para mi no fue sencillo. Tenía grandes limitaciones y creencias que adquirí con mi primer libro.
La terapia ha formado parte fundamental en todo este proceso.
Pues siempre digo: – Es el propio terapeuta el que más terapia necesita recibir. 
Cuando estaba todo listo, y el libro preparado para ver la luz, llegó la espera…
Por momentos me invadía el miedo.
“He escrito un libro técnico y me ha costado exponerme. Pero este libro… es desnudar mi Alma y mostrarme más humana y vulnerable que nunca, para mi representa el abrir mi corazón sin ningún tipo de retorno”
Denomine esta fase como “ el pánico del escritor” 
Ya no había nada que estuviera bajo mi control, había tomado la decisión y me había preparado para este momento. Así que decidí afrontarlo, aún con miedo.
El día del lanzamiento fue total y absolutamente increíble, me permití disfrutarlo y celebrarlo.
En ese momento sentí en mi reflejada toda la terapia recibida.
Me sentí satisfecha, lo había logrado.
Pero todo lo que sube, vuelve a bajar y esto ocurrió con mi energía, al día siguiente, no podía parar de llorar y sentir que había sido un fracaso. Pero me permití, me permití sentirme errada, decepcionada y sobre todo humana.
Validé aquellas emociones y las viví.
Obviamente con carencia de lógica, ¿como podría sentirme decepcionada?
¡ En realidad había sido acogido con un gran cariño! 
La subida había sido tal, que generó un gran desequilibrio en mí y la resaca emocional del después era fundamental para poder volver a “centrarme y sentirme equilibrada»
Si tienes un sueño, bájalo a la tierra y materialízalo. 
  1. Aún cuando no sepas cómo. Fíjate objetivos y fechas. 
  2. Aún cuando pocos crean en ti, continúa. 
  3. Y si en algún momento, te quedas exhausto, que ocurrirá. Entonces recurre a la Fe y descansa. 
  4. Cuando hayas descansado analiza todo el proceso, no existe problema sin solución y en todo éxito vive el fracaso.
  5. Entonces replantéate todo lo necesario para permitirte continuar. 
  6. Si por el motivo que sea, llega el día de la fecha y el objetivo no se ha cumplido. Está bien, no te martirices, quizás no era el momento, pero tu momento llegará, te lo aseguro.
  7. Coge impulso, analiza la situación y continúa el camino, esto no ha finalizado, no te rindas. 
  8. No hay sueños imposibles, tan solo falta de ganas de luchar por ellos.
Para finalizar te dejo aquí un mensaje de mi libro, he elegido mediante testaje :
                                                                                                      7
“Allá donde me lleve el viento volaré, pero sin dejar de recordar donde comencé este maravilloso viaje que me permitió descubrir mis alas.”
Te dejo por aquí el enlace donde puedes adquirirlo:
Y con esto me despido, nos vemos el próximo jueves 🙂
Te mando un abrazo enorme 💖