fbpx
Todos estamos en esta vida por alguna razón, tenemos una misión y en ocasiones es necesaria una vida entera para vivir tan solo un instante, un instante que hará que todo haya valido la pena, tan banal como increíble a la vez.
Si estás aquí y ahora leyendo esto no es casual, es porque tu Alma ha elegido encarnar para vivir este cambio e inicio de Era.
Es un privilegio pero a su vez nos lleva a la reflexión:
¿Hasta dónde estás dispuesto a renunciar para llevar a cabo tu misión de vida?
Actualmente nos encontramos en un punto crucial, donde en mitad de la aparente locura todo tiene una razón de ser.
Y aún desconociendo los motivos, somos conscientes de que tenemos una responsabilidad moral, que nos invita a fluir. Dejar ir los viejos estigmas y patrones que nos anclan a un pasado ya inexistente, dejar ir la fantasía de regresar a una normalidad que sumida en la oscuridad nos consumía como los seres de luz, que en realidad somos los humanos.
Nos encontramos en pleno proceso de observar el interior de cada uno, de nuestros corazones, decidiendo si elegimos seguir el resonar de su latir, permitiendo que nuestra guía sea la intuición. O por lo contrario elegimos aferrarnos a la mentalidad del miedo que ya no abarca capacidad de sostén en la era de la luz.
Un salto de fe colectivo, nos llevará a engendrar una nueva vida, que en realidad ya es, pero al igual que la cosecha permanece en estado de germinación y debemos aportar paciencia para observar la evolución.
Bienvenid@ a la nueva era, donde un nuevo mundo es real.
Se te está invitando a renunciar y a su vez renacer, para así poder vibrar en la nueva sintonía de la humanidad.
No temas, pues aún con incertidumbre la valentía debe ser tu mayor aliado, sabiendo así que estás en el camino correcto hacia tu propia transformación, en una versión mejorada de tu propio ser.
Recuerda que no es casual que estés viviendo este histórico momento, permite brotar la alegría de tu interior, pues al igual que yo, eres privilegiad@ por estar aquí y ahora presente.
La nueva era ha llegado y la antigua realidad se encuentra en pleno proceso de transformación y aún cuándo todo parece caer en picado, en realidad es un re-ajuste para equilibrarse con la nueva vibración y de la misma forma que el mundo está en pleno proceso de metamorfosis, tú has de llevarlo a cabo en tu interior.
¿Comenzamos junt@s?
Con amor:
Alma Pardo